Inversor fotovoltaico ¿Que es y como funciona?

En esta ocasión, te traemos un muy interesante artículo sobre unas de las alternativas de energía verde más importantes que existen, estamos hablando del inversor fotovoltaico, estos generalmente son usados en celdas solares para producir electricidad limpia y de fuente renovable, en este artículo te mostraremos las características y definiciones de estos componentes vitales para la producción de electricidad de fuentes ecológicas, solo quédate y descúbrelo por acá, acompáñanos.

Resultado de imagen para inversor fotovoltaico

¿Qué es un inversor fotovoltaico?

Para responder a esta interrogante podemos decir que un inversor fotovoltaico es un convertidor que se encarga de realizar la transformación de la energía de corriente continua la cual tiene una procedencia del generador fotovoltaico en corriente alterna. Estos dispositivos se pueden subdividir en: inversores aislados e inversores conectados a la red. A día de hoy, 2010, en muchos lugares del mundo, prácticamente todos los inversores que se instalan son inversores conectados a la red. Por ello, en este artículo se hablará de tales inversores.

Para tener más información específica podemos decir que en el interior de una instalación solar fotovoltaica (ISFTV), el inversor es el dispositivo que posee la función específica de convertir la corriente continua generada por la instalación fotovoltaica los cuales se conocen como paneles solares, en una corriente alterna (c.a.) igual a la de la red eléctrica que se utiliza en los hogares comúnmente. La Corriente alterna a 230V de valor eficaz de tensión y 50Hz (hertzios) de frecuencia, lo cual lo hace ideal para el consumo en el hogar, haciendo que funcionen todos los aparatos electrónicos disponibles.

Es entonces que, de esta forma, la energía que se genera por los Paneles Solares en corriente continua podemos utilizarla para conectar los receptores habituales en una vivienda, que son todos de corriente alterna, o para enviarla a la red eléctrica y alimentar otros receptores.

¿Cómo funcionan los inversores fotovoltaicos?

En cuanto al funcionamiento del inversor fotovoltaico se puede decir que es sofisticado y este consiste en que cuando las respectivas placas fotovoltaicas reciben la luz del sol, tiene como consecuencia que los electrones comienzan ver mucha actividad y moverse dentro de las células solares, esta reacción es la que produce electricidad de corriente continua. Es por ello que los circuitos dentro de las células fotovoltaicas recogen esa energía para que la usemos en nuestra casa de manera segura.

Ahora bien, la corriente continua no es funcional en el hogar, es aquí donde entra en juego el inversor solar. La mayoría de las viviendas usan electricidad de corriente alterna, no de corriente continua, por lo que la energía producida por las placas solares no es útil por sí misma debido a que dañaría los aparatos electrónicos fácilmente.

Es por ello que cuando los paneles solares empiezan a recogen la luz solar e inician la metódica conversión en energía eléctrica, esta se envía al inversor, que recibe la electricidad de corriente continua y la convierte en corriente alterna en un proceso que explicaremos más adelante.

Finalmente es cuando la electricidad solar puede alimentar los electrodomésticos saliendo de los inversores fotovoltaicos a los aparatos electrónicos o, si estamos produciendo más electricidad de la que podemos necesitar o de alguna manera almacenar en las baterías de las celdas solares la podríamos verterla a la red eléctrica.

Resultado de imagen para inversor fotovoltaico

Tipos de Inversores Fotovoltaicos

Como ya lo hemos establecido todos los inversores fotovoltaicos tienen la misma tarea común: realizar la correcta conversión de la energía solar de corriente continua en energía de corriente alterna útil para nuestro hogar, de forma que todos los aparatos electrónicos puedan funcionar correctamente. Sin embargo, es importante destacar que hay tres tecnologías diferentes de inversor las cuales podemos elegir para nuestro sistema de placas solares según nuestra necesidad, y cada uno de ellos funciona de manera sensiblemente diferente, estos son los siguientes:

Inversores String o de cadena centralizado estándar:

Para abrir con los tipos de inversores fotovoltaicos podemos destacar que la mayoría de los sistemas de energía solar de pequeña escala se caracterizan marcadamente por utilizar un inversor de cadena, también conocido por los ingenieros como inversor “centralizado”. Este funciona en una instalación de autoconsumo solar con un inversor de cadena el cual se caracteriza por que cada panel se conecta en serie, es entonces cuando producen energía, esta se empezará a enviar toda a un solo inversor el cual comúnmente se encuentra en un lateral de la casa correctamente resguardado, en el garaje o en el sótano. Este inversor procederá a convertir toda la energía verde que generan tus paneles solares en electricidad que puedes usar en tu casa o empresa, como todo, posee ventajas y desventajas las cuales visualizaremos a continuación:

Pros: Los inversores de cadena se caracterizan por ser la opción de menor costo, porque son los más sencillos y ergonómicos de todos ya que son una tecnología más que contrastada. También son los de fácil mantenimiento, ya que se encuentran en lugares fácilmente accesibles y manejables.

Contras: Entre estos se pueden encontrar que, si nuestro sistema utiliza un inversor string, significa que solo producirá tanta electricidad útil como el panel solar que menos produzca, es decir que la producción de energía puede ser mínima. La generación de la electricidad en una instalación con un inversor string también puede sufrir el efecto llamado “cuello de botella”, o verse reducida drásticamente, si sólo uno o dos de los paneles están con sombra o no están funcionando correctamente, es por ello que se debe revisar bien su funcionamiento.

Ideal para: Viviendas con cubiertas “sin obstáculos” que reciben radiación consistentemente durante todo el día, y para propietarios que buscan sistemas fotovoltaicos al menor coste, suelen ser ideales para grupos familiares.

Resultado de imagen para inversores string imagenes

Microinversores

En este caso, si un inversor string puede considerarse como un inversor que basa su funcionamiento en un sistema “centralizado”, los microinversores se caracterizan por ser inversores “distribuidos”. Esto significa que las instalaciones fotovoltaicas con microinversores cada placa solar tiene un pequeño inversor solar instalado. Esto permite que en lugar de enviar energía desde todos los paneles hasta un único inversor en serie, todos los sistemas de microinversores se convierte la energía solar de corriente continua en energía de corriente alterna en la propia cubierta, ahorrando espacio de almacenamiento, los pro y los contra de este sistema son los siguientes:

Pros: Los microinversores tienden a ser mucho más eficientes que los inversores string., esto se debe a que las instalaciones de las placas solares que se disfrutan de esta tecnología pueden seguir realizando la producción de energía, incluso si uno o dos de los paneles del sistema tienen un rendimiento inferior estos producirán la misma energía. Los microinversores también permiten supervisar el rendimiento de placas solares específicas, lo que facilita la identificación de problemas de producción si se diese el caso, por lo cual es más sencillo detectar defectos en las mismas.

Contras: Los microinversores poseen un costo mucho más elevado que un inversor de cadena, y pueden ser más difíciles de mantener o reparar en caso de un problema en este sistema, ya que se encuentran en la cubierta de la placa.

Ideal para: Instalación con paneles solares con distintas orientaciones y direcciones, propietarios que quieren incrementar de forma significativa la producción de energía solar en un pequeño espacio, y viviendas que tienen cubiertas “complicadas” con frontones, chimeneas u otros objetos que pueden causar sombras.

Resultado de imagen para microinversores solares

Optimizadores de potencia: una opción situada en el panel para conectar con un inversor de cadena

Los optimizadores de potencia pueden considerarse como un punto intermedio entre los inversores de cadena y los microinversores. Las semejanzas de este sistema radican en que al igual que los microinversores, los optimizadores de potencia se encuentran en el tejado juntos o integrados con las placas solares individuales, lo cual optimiza la producción de electricidad. Sin embargo, los sistemas con optimizadores de potencia siguen enviando energía a un inversor centralizado, por lo cual se hablaría de dos sistemas en conjunto.

Esto quiere decir que los optimizadores de energía no convierten la electricidad de corriente continua en corriente alterna en el sitio del panel solar. La verdadera función de estas herramientas es, “condicionar” la electricidad en corriente continua mediante un fijado de voltaje de la electricidad, cuando esto ocurre la energía fijada es enviada al inversor fotovoltaico. Una instalación de paneles solares con optimizadores de potencia es más eficiente que una que sólo usa un inversor de cadena, por lo cual obtendrás más energía de tus paneles.

Pros: De la misma manera que los microinversores, la función de los optimizadores de potencia puede mejorar la eficiencia de la instalación en sí, y son menos costosos que los microinversores. Estos dispositivos también pueden ofrecer la ventaja de supervisar el rendimiento de cada panel solar individualmente, por lo cual podrás detectar fallas individuales más rápidamente, y reducir el efecto de las sombras en el rendimiento de la instalación, por lo cual obtendrás más energía.

Contras: Una instalación con optimizadores de potencia tendrá un costo más elevado que una instalación con un inversor de cadena, por lo cual debes cuidar tu presupuesto.

Ideal para: Usuarios lo cuales estarían dispuestos a pagar más para aumentar la eficiencia de su sistema de paneles solares, pero que no quieren adquirir en microinversores, esto significa que tendrán más eficiencia en la producción de electricidad.

Resultado de imagen para optimizadores de potencia paneles solares

¿Cómo realizar las diferentes instalaciones de los inversores fotovoltaicos?

Existen diferentes maneras de realizar una instalación fotovoltaica, debido a sus diferentes componentes hay un gran número de configuraciones posible para realizar la instalación de manera correcta, entre las más conocidas tenemos:

Instalación Fotovoltaica Sin Inversor

Esta instalación es posible solo para los casos particulares de pequeñas instalaciones autónomas con receptores en corriente continua, sirven para alimentar aparatos de corriente continua. Para el resto de instalaciones siempre se deberá tener un inversor fotovoltaico integrado para que sea funcional esto se debe a las siguientes razones:

Los procesos eléctricos se basan en las tensiones que se utilizan en corriente continua en los ISFTV estas suelen ser de 12 voltios o 24 voltios teniendo limitaciones en su uso a sistemas de poca potencia debido a que para poseer mucha potencia con esas tensiones tan bajas, las intensidades deberían ser muy grandes y los conductores que tendríamos que utilizar serían de secciones excesivas y muy caros, es por ello que estos sistemas no funcionan para dispositivos de corriente alterna por su bajo voltaje.

La fórmula que maneja este sistema se basa en la potencia P = V x I; si la tensión (V) es muy pequeña, (12V o 24V) para conseguir grandes potencias debemos tener intensidades (I) muy grandes, lo que implica conductores de mucha sección (muy gruesos) y caros.

De manera general, podemos concluir en este caso que para potencias superiores a 1kw es imprescindible poseer de un sistema que pueda convertir la corriente continua generada en las ISFTV en corriente alterna para su consumo y con los parámetros adecuados de tensión y frecuencia, este aparato es el “Inversor Fotovoltaico ” o “Inversor Solar” a partir de ahora veremos inversores fotovoltaicos en acción.

El Inversor en Instalaciones Conectadas y Aisladas

En primer lugar, debemos aclarar que una instalación solar fotovoltaica (ISFTV) se encarga de producir energía eléctrica en forma de corriente continua la cual se puede utilizar para poder aportar energía a la red eléctrica o para alimentar un sistema autónomo, como por ejemplo una vivienda aislada de la red eléctrica.

Si la celda fotovoltaica se va a conectar a la red de distribución de energía para poder realizar la  venta del excedente de energía generada, lo primero que se debe hacer es convertir la corriente continua generada por los paneles solares, también denominados “generador fotovoltaico”, en corriente alterna a la tensión de 230V en monofásica o 400V en trifásica y a 50Hz (hertzios) de frecuencia, esto se debe a que son las corrientes, tensiones y frecuencias que más utilizan las compañías eléctricas para distribuir la energía en las distintas poblaciones a nivel mundial. Esta conversión la realiza el inversor. Para estas instalaciones los inversores utilizados se llaman “Inversores de Conexión a Red”.

Si la celda fotovoltaica se pretende usar para un sistema autónomo el cual estará completamente aislado de la red y se usara para consumo propio, y donde se utilizará la energía generada solo para los receptores eléctricos más comunes como lámparas, televisión u otros aparatos. Se pueden usar algunos receptores que funcionen con corriente continua y no necesitaríamos un inversor, pero lo más recomendable para estos casos es utilizar estos receptores en corriente alterna porque son mucho más baratos que los mismos receptores trabajando en corriente continua, es por esta simple razón que las instalaciones autónomas también llevan la mayoría un inversor fotovoltaico. En estos casos suelen llamarse “Inversores de Baterías” para que la energía sea funcional.

Resultado de imagen para inversor fotovoltaico aislado

Conexión Inversor Instalaciones Aisladas

Para describir mejor estos sistemas podemos decir que los Inversores Para Sistemas Fotovoltaicos Autónomos o Aislados de la Red Eléctrica pueden poseer una conexión a la salida del regulador de carga solar o en bornes del acumulador o baterías estos presentan las siguientes características:

Por norma general (se hace siempre) va conectado a la salida de las baterías ya que el inversor normalmente supera con creces la intensidad de consumo que podría aguantar el regulador. Por este motivo se llaman “Inversores de Baterías”.

  • Si realizamos una conexión del inversor al regulador, las salidas de las baterías tendrían que estar conectadas también al regulador para una mejor eficiencia. El inversor pediría la energía necesaria para el consumo de la instalación al regulador, en lugar de a las baterías, esto evita que las baterías se dañen. Ahora bien, si la intensidad que soporta el regulador no es igual que la que soporta el inversor, cosa que no suele ser por el elevado coste, podría ocurrir una grave falla que consiste en la quema del regulador por un exceso de demanda del inversor. La única ventaja que tendría esta conexión sería que el regulador controlaría la carga y la descarga de las baterías.
  • Un ejemplo muy claro de esto sería la de una instalación autónoma con conexión del inversor al regulador, en lugar de a la batería, para entender el problema que se puede presentar con el regulador.
  • Si poseemos un regulador de 30 amperes y los paneles solo cargan 15, si solo consumieras 15 amperios, los sacarías directamente de los paneles pasando por el regulador y luego al inversor sin pasar por las baterías, funcionando todo de manera correcta.
  • Si ahora tenemos un consumo de 30 amperios, la cantidad máxima que puede permitir el regulador sin que se queme, quiere decir que 15 salen de los paneles y los otros 15 de la batería. A la salida del regulador tenemos 30 amperios que irían al inversor, esta formula también funciona de manera correcta.

Hasta aquí todo en orden con la explicación y parece que tiene sentido, ya que cargamos y descargamos menos las baterías, con lo que aumentaría su duración, sin embargo, debemos tomar en cuenta lo siguiente:

  • Si estamos usando un inversor con una capacidad máxima de 1.000 Wts. a 12 V quiere decir que en un momento dado puedes consumir 1000/12 = 83.33 amperios y esa intensidad no se puede desviar del regulador de manera eficiente, ya que al intentarlo haría pluff, se quemaría. Esto es lo que suele suceder siempre, que la intensidad que puede aguantar el inversor es mucho mayor que la del regulador, por lo que hay que tener cuidado con esto.
  • La solución para el tema anterior pasaría por colocar un regulador con la misma intensidad que el inversor, pero como esta intensidad es mucho más grande que la capacidad total, el problema es que o no existen reguladores tan grandes en el mercado o serían carísimos.
  • Entonces la solución idónea es que el Inversor esté conectado a la batería. En este caso el regulador solo tiene que soportar la intensidad máxima de los paneles solares para que todo funcione de manera correcta.

Resultado de imagen para inversor fotovoltaico aislado

Un factor muy importante en estos casos es que siempre se deben de colocar unos fusibles de protección entre la batería y el inversor para proteger el inversor en caso de que la carga energética sobrepase su capacidad. Es mucho mejor que se quemen los fusibles que no el inversor que es mucho más caro y significará una perdida que dejará el mecanismo de carga inservible.

Ahora bien, debes saber que al conectar el inversor a la salida de la batería, el regulador solo controla la carga de la batería, pero no la descarga de la misma, es por ello que se debe estar muy atento a este aspecto.

También podríamos tener en cuenta que al conectar el inversor de forma totalmente directa a la batería podría producir de manera periódica un proceso de descarga rápida en la batería, incluso llegar a descargarse por completo y dejar sin energía el sistema, cosa que como ya sabemos es malísimo porque reduce mucho el tiempo de vida de las baterías y son lo más caro de la instalación.

Esta acción en la práctica no es un problema real como tal, debido a que las propias baterías e incluso muchos inversores llevan un sistema de protección para que esto no suceda nunca y así asegurar el sistema contra fallas.

Se sabe bien que los inversores dobles que estén conectados a las baterías disponen de una protección adicional de bajo voltaje en batería y cortaría el suministro en caso de bajo voltaje de las mismas, esto quiere decir que el bajo voltaje genera muy poca carga de las baterías.

Normalmente todos los inversores poseen una configuración programada para poder dar un aviso sonoro cuando baja el nivel de la batería y si baja más cortar el suministro de energía para evitar la descarga total. Por ejemplo, en instalaciones con baterías a 12V, los inversores a 12V suelen tener:

  • Aviso batería baja: entre 11,7 y 12,2 Voltios
  • Desconexión por batería baja: entre 11,1 y 11,6 Voltios

Podríamos observar que el nivel de bajo voltaje del inversor nos indicará a qué profundidad en voltios corresponde la descarga de la batería, esto se debe a que en todas las baterías para sistemas fotovoltaicos suelen venir las tensiones en función del régimen de descarga.

Para poner un ejemplo valido de esto podemos decir que una batería de 12V de tensión nominal se considera cargada totalmente a un total de carga de 12,7 voltios y la máxima tensión de descarga para que nunca se descarge a menos del 30% del total de su carga (70% DOD) es de 11,6 voltios en totalidad. Ahora bien, para que no se supere el 70% de DOD tendremos que conectar a las baterías un inversor con una protección por bajo voltaje de la batería de 11,6V, para que a esa tensión corte el suministro de la batería, de esta manera se protege a la batería de una descarga rápida.

Para ser más precisos esta protección por bajo voltaje ya lo suelen hacer todos los inversores, por eso en el sentido mas practico, no es un dato que se suela tener en cuenta a la hora de elegir un inversor, por lo que debemos orientar nuestra atención a otras cosas.

Por ultimo debemos recordar que es importante destacar la profundidad de Descarga de la Batería la cual es igual a la máxima descarga que queremos que se produzca en la batería en porcentaje requerido, un buen ejemplo de esto es que, si el nivel de carga es del 70%, quiere decir que la batería le hemos calculado para que se descargue como máximo al 70% del total de su capacidad de carga, de esta manera se cuida la salud de la batería. Para no superar esta capacidad de carga y que el tiempo de vida de las baterias sea mayor, lo mejor de todo esto es poseer una batería bien calculada y dimensionada en nuestra instalación para aumentar la eficacia del sistema. El problema de la capacidad de carga lo podemos solucionar con las nuevas baterías de litio para las instalaciones fotovoltaicas que nos permiten descargas casi del 100% de la baterías sin problemas de daños en la misma.

Como ultima acotación todos los reguladores eventualmente suelen poseer una salida en corriente continua nombrada o utilizada como “cargador”, esto tiene la finalidad de suministrar la carga de los paneles la cual se puede aprovechar para recargar pequeños aparatos electrónicos en cc o incluso para alguna pequeña bombilla o electrodoméstico de la instalación que funcionen a corriente continua, aunque esto último no es recomendable como ya vimos. No se debe conectar en estos bornes el inversor, recuerda siempre en las baterías, de esta manera se controla que corriente eléctrica manejar en tu hogar.

Imagen relacionada

Diferentes partes del sistema fotovoltaico

En este caso tendremos que desglosar algunas partes de los inversores fotovoltaicos los cuales son vitales para su funcionamiento, estos son los siguientes:

Inversor/Regulador

Es bien sabido que en el mercado ya hay en existencia muchos tipos de inversores de carga los cuales llevan en su interior y conectado el regulador, siendo estos 2 componentes en 1 inversor y regulador,

Es por ello que el inversor debe hacer la conversión de corriente continua a corriente alterna es por ello que el regulador puede controlar la carga de la batería y manejar efectivamente las intensidades de la corriente para evitar daños en el sistema. En estos dispositivos los cables de conexión del regulador y del inversor vienen internamente constituidos para una sencilla conexión, ahorrando espacio físico y dinero por ser más cortas las distancias del cableado. Incluso tenemos inversores 3 en 1 llamados inversor/cargador/regulador.

Inversor/Cargador/Regulador

También se pueden encontrar a la venta los muy conocidos 3 en 1, inversor/cargador/regulador estos dispositivos tienen la ventaja de que son muy económicos, y además de esto se pueden incorporar la función regulador, inversor y cargador, todo esto en un mismo dispositivo, sin embargo, es cierto que no son equipos tan robustos y eficientes como los convencionales comprados por separado. Esto no ocurre con los 2 en 1 los cuales son mas estables

Estos inversores 2 en 1 o 3 en 1 suelen utilizarse en estaciones fotovoltaicas de bastante potencia, ya que esto puede reducir los gastos en cableado y pérdidas en el sistema de manera significativa, además de ahorrar en espacio físico dentro del mismo sistema.

Resultado de imagen para inversor cargador regulador

Conexión Inversor Instalaciones Conectadas a Red

Los Inversores Para Sistemas Fotovoltaicos Conectados a la Red se caracterizan principalmente por estar conectados directamente a los paneles solares fotovoltaicos, también llamados generador fotovoltaico, estos están conectados también a la red eléctrica periférica como soporte de la misma en casos de emergencia.

Este posee un contador incorporado el cual se encarga de medir toda la energía enviada a la red, todo esto se debe a que los inversores de red pueden tener salida monofásica o trifásica, depende de la red a la que se conecten de manera simultánea con las misma. Es muy necesario que dispongan de un seguidor del punto de máxima potencia, este se caracteriza por ser un adaptador eléctrico el cual hace trabajar al generador el cual se encuentra en los paneles, en la zona de la curva característica de los paneles donde entregan la máxima potencia, independientemente de la carga conectada al generador.

Según el consumo estimado de 1699/2011, para aquellos inversores o suma de inversores cuya potencia nominal sea menor o igual a 5kW, la conexión a red debe ser monofásica obligatoriamente para evitar complicaciones, mientras que si excede los 5kW de potencia nominal la conexión deberá ser trifásica para una mejor transmisión.

Ahora bien, podemos decir que la principal diferencia es que en los sistemas fotovoltaicos autónomos la energía se almacena y en las conectadas a la red se pone a disposición de los usuarios a través de la red eléctrica directamente según se produce, por lo que no se almacena en ninguna fuente.

El Inversor en los Huertos Solares

Este tipo de inversor diseñado específicamente para los huertos solares, los cuales se caracterizan por producir una gran cantidad de energía, si se quiere vender esta energía, lo primero que debemos hacer es enviarla a la red en medias o altas tensiones, que es como se transporta. En estos casos siempre se coloca un transformador a la salida del inversor.

De forma general podemos agregar que, para el dimensionado de un inversor en una ISFTV, debemos elegir un inversor cuya potencia nominal sea igual a la potencia que debe suministrar a las cargas que se van a conectar al inversor, y además, que tenga la misma tensión de entrada y salida que la instalación, es por ello que este debe ser uno muy potente para que pueda igualarse a la cantidad de energía que se transmite.

Resultado de imagen para huertos solares

Dimensionado del inversor en instalaciones autónomas

Este es uno de los factores más importantes en cuanto a estos dispositivos debido a que los parámetros que se utilizan para realizar este dimensionado del inversor son la tensión nominal de entrada en continua, la de salida en alterna y la potencia nominal, estos 3 factores tienen vital relevancia en todo el funcionamiento.

Entonces podemos decir que la tensión nominal de entrada del inversor debe coincidir con la tensión nominal de la batería de acumuladores para poder ser compatibles. Si la batería es de 24V la tensión de entrada del inversor será de 24V para funcionar.

De igual manera para la tensión de salida se manejará de la siguiente manera, si es monofásico será de 230V y si es trifásico de 400V teniendo una onda senoidal y a 50Hz de frecuencia.

A su vez, es importante recalcar que para la potencia nominal del inversor tiene que aplicar el criterio de que la suma de todas las potencias de los receptores de sistema que puedan funcionar a la vez de forma simultánea no debe sobrepasar nunca dicha potencia nominal. Es por ello que lo común sea sumar las potencias de todos los receptores e incrementar ese valor multiplicando la suma de las potencias por 1,25, es decir un 25% de sobredimensión para optener el valor real de la dimensión. Si la instalación en alterna tiene IPC (interruptor de control de potencia) o IGA (interruptor general automático) la intensidad de esos aparatos nos dará la máxima potencia que tendrá que soportar el inversor para poder funcionar.

Un ejemplo muy práctico de esto es que: 2 lámparas x 20w cada lámpara + 1 ordenador de 100w = 140w. se sobredimensiona un 25% multiplicando por 1,25 con lo que tenemos 140w x 1,25 = 175w. Necesitamos un inversor mayor o igual de 175w para mantener funcionando estos dispositivos.

Es de suma importancia recordar que, si la instalación tiene motores (receptores inductivos) para determinar la potencia nominal, entonces se debe operar con las potencias aparentes de los receptores (VA), no con las activas (W), puesto que la potencia nominal del inversor se especifica para un factor de potencia unidad. Además este tipo de receptores la mayoría de las veces consumen más potencia durante el arranque, por lo que como ya dijimos antes, hay que tener en cuenta que durante ese lapso de tiempo el inversor aguante ese exceso de potencia. Lo veremos viendo su capacidad de sobrecarga y cuánto tiempo dure la misma. Si esto no lo tenemos en cuenta podemos quemar el inversor y dañarlo de manera irreparable.

Por ultimo debemos recordar que con las lámparas no hay problema, coincide la aparente con la activa, y para el caso de los motores su potencia activa viene en la placa de características iniciales.

Resultado de imagen para huertos solares

Características de un Inversor

Es importante decir que cuando se llegue al momento de poder elegir un inversor solar adecuado para una instalación debemos fijarnos muy bien en las características del mismo, veamos las características más importantes que hay que tener en cuenta para su elección, así como su dimensionado.

Los principales parámetros habituales a tener en cuenta en un inversor son:

  • Eficiencia o rendimiento del inversor fotovoltaico: Esto se define como la relación entre las potencias de salida y entrada del inversor.
  • Tensión nominal (V): La tensión que debe aplicarse en bornes de entrada del inversor, debe ser potente.
  • Potencia nominal (VA): Es la llamada potencia aparente que suministra el inversor de forma continuada. Esta se debe medir en VoltioAmperios (VA).
  • Potencia activa (W): Se conoce normalmente como potencia real la suministra el inversor teniendo en cuenta el desfase entre tensión y corriente. Se mide en vatios (w)
  • Capacidad de sobrecarga: Esta característica se conoce como la capacidad del inversor para poder suministrar una potencia superior a la nominal y tiempo que puede mantener esa situación sin dañarse. Es de mucha relevancia que cuando algún receptor en el arranque tenga una necesidad de más potencia que una vez pasado un tiempo de su arranque, u ejemplo de esto es la mayoría de los motores fotovoltaicos. En casos como estos el inversor tiene que aguantar esta sobrepotencia el tiempo que dure ya que en caso contrario se quemaría. Suele venir expresada como un porcentaje de la potencia nominal (10%, 20%, etc.).
  • Factor de potencia: Este se describe como el cociente entre potencia activa y potencia aparente a la salida del inversor. Lo más idóneo es que, donde no se producen pérdidas por corriente reactiva, su valor máximo es 1, es decir, estas condiciones son la más ideales para el suministro de corriente del inversor a su destino final.
  • Autoconsumo: Esta característica se refiere estrictamente a la potencia , en tanto por ciento, consumida por el inversor comparada con la potencia nominal de salida, estos valores deben estar equilibrados para un buen desempeño.
  • Rizado de corriente: Este punto se refiere a la variación que se produce sobre el valor de la onda de corriente alterna al rectificarse o invertir una señal de CC a CA, esta debe ser muy estable.
  • Forma de la Onda: En este caso podemos decir que los inversores nos dan una onda sinusoidal de corriente alterna la cual debe tener una forma predeterminada.
  • Armónicos: Un armónico ideal es un nivel de frecuencia de onda múltiplo de la frecuencia fundamental. es muy factible tener en cuenta que, sólo a frecuencia fundamental, se podrá producir una potencia activa que inicie todo el proceso. Lo mejor es que la onda de salida resultante no tenga o tenga los mínimos contenidos en armónicos para poder sostenerse.
  • Distorsión armónica: Por ultimo tenemos a la distorsión armónica total o THD (Total Harmonic Distortion) este es un parámetro que nos indica el porcentaje de contenido armónico de la onda de tensión de salida del inversor para poder tener el mínimo de interferencia. Lo mejor es que sea lo más baja posible para que el inversor tenga un buen rendimiento en su funcionamiento.

Así llegamos al final de este articulo, el el cual pudimos observar todo lo referente a los inversores fotovoltaicos, aparatos vitales para poder llevar energía limpia y renovable a tu hogar de manera segura, la importancia de estos es que sin ellos el sistema fotovoltaico seria inútil, pudimos ver sus características, tipos, opciones de montaje, entre otros tópicos mas, si te gusto esta lectura también podrías darle un vistazo a que es y como se hace la electricidad estática o también puedes descubrir que es una puesta a tierra, gracias por leernos.

(Visited 542 times, 1 visits today)

Deja un comentario